Neumonía

¿Qué es la Neumonía?

La neumonía​​ es una enfermedad del sistema respiratorio que consiste en un proceso inflamatorio del parénquima pulmonar que puede ser causada por múltiples microorganismos (bacterias, virus y hongos), siendo el neumococo (Streptococcus pneumoniae) la principal bacteria responsable.

La neumonía es la infección que provoca mayor número de ingresos hospitalarios y es la cuarta causa de muerte en el mundo. Por eso hoy, desde El Blog de la Farmacia Llano de Brujas, en el día mundial contra la neumonía, queremos hablar de los principales síntomas, factores de riesgo, diagnóstico, tratamiento y prevención de la misma.

Síntomas

Los signos y síntomas de la neumonía varían de moderados a graves y dependen de varios factores, como el origen de la infección, la edad y la salud en general. Estos síntomas suelen ser similares a los de un resfriado o gripe:

  • Dolor en el pecho al respirar o toser
  • Desorientación o cambios de percepción mental (en adultos de 65 años o más)
  • Tos que puede producir flema
  • Fatiga
  • Fiebre, transpiración y escalofríos con temblor
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Dificultad para respirar

Factores de riesgo

La neumonía puede afectar a cualquier persona. Sin embargo, es más frecuente en:

  • Personas mayores de 65 años y niños menores de 5 años

  • Personas que tienen enfermedades pulmonares crónicas, diabetes, mala nutrición, abuso de consumo de alcohol, dificultad para deglutir, otros problemas de salud crónicos o problemas del sistema inmunológico (hepatopatías, cardiopatías, enfermedad renal, cáncer, SIDA…)

  • Personas que fuman y aquellas expuestas al humo del tabaco

  • Personas que no han recibido la vacuna antigripal y o la antineumocócica

Diagnóstico

El diagnóstico requiere una radiografía del tórax o una ecografía, siendo aconsejable esta última para evitar las radiaciones de la radiografía. También es importante la exploración física y, una vez que se establece el diagnóstico, generalmente hacen falta otras pruebas para analizar el origen y severidad de la infección.

Tras el diagnóstico, debe empezarse el tratamiento con la menor brevedad posible.

Tratamiento

En los casos más leves no es necesario el ingreso hospitalario pero en casos más severos, bien por la condición del paciente que lo tiene o la gravedad de la  neumonía puede ser necesario el ingreso hospitalario.

El tratamiento de la neumonía se realiza con antibióticos y debe iniciarse lo más pronto posible ya que se ha demostrado que el inicio precoz del tratamiento reduce la mortalidad, las complicaciones y la estancia hospitalaria.

La duración inicial del tratamiento de la neumonía variará en función de los distintos cuadros.

  • Neumonía adquirida en la comunidad que no requiera ingreso: 7-10 días.
  • Neumonía adquirida en la comunidad que requiera ingreso: 10-14 días.
  • Casos especiales: gérmenes no habituales (Legionella, Staphylococcus aureus, Pseudomonas) no inferior a 14 días. Casos de cavitación pulmonar y abscesos: un mes o más. En neumonías nosocomiales (hospitalarias), variará en función de la gravedad y origen de la misma.

Prevención

  • Asegurar un estado nutricional adecuado

  • Evitar el contacto con niños enfermos

  • Dejar de fumar

  • Reducir el consumo de alcohol

  • La vacuna antineumocócica

¡SALUDos!

AUTORES

Teresa Bosch Prefasi

Farmacéutica Responsable del Departamento de Garantía de Calidad

Teresa Bosch
Joan Martinez Martinez

Farmacéutico Responsable del Departamento de Galénica y Farmacotecnia

Joan Martínez

HORARIO

Lunes a Viernes 9:15 – 20:30
Sábados 10:00 – 13:30

968 81 06 16

C/ Mayor 41, Llano de Brujas – 30161 Murcia

SECCIONES

2019-07-10T13:58:00+02:00

Deja tu comentario